Archivo de la etiqueta: vidrio laminado

Barandillas de cristal: Requerimientos técnicos (1ª entrega)

Las barandillas de cristal están ganando presencia tanto en decoración de interiores como de exteriores. Cuando se diseñan barandillas en general, y barandillas de cristal en particular, hay varios factores importantes a tener en cuenta, pero sin duda el más importante es la seguridad de los usuarios.

Explicaremos a continuación qué elementos intervienen en el cálculo de barandillas, pero ante todo queremos remarcar el sentido común. No basta con un vidrio de seguridad templado, ya que en caso de rotura por impacto de un usuario, el vidrio se haría añicos dejándole caer. Debemos buscar por tanto soluciones laminadas y decidir en función de las dimensiones, pasamanos y ante todo anclajes, si adicionalmente templamos o termoendurecemos los vidrios del laminado para aumentar la resistencia mecánica.

Barandillas de cristal en oficina

Foto cedida por Cristalerías Pereantón

Requerimientos de seguridad en barandillas de cristal

Las barandillas de cristal deben soportar un empuje (fuerza “X”) sobre su borde superior, que depende del uso del local donde esté instalada (público o privado, ver requerimientos mecánicos).  En función de la presencia o no de pasamanos estructural, es el vidrio o el pasamanos el que soporta el mayor esfuerzo.

En cualquier caso, el vidrio protege al usuario y debe asegurar que éste no cae en caso de impacto.

El Código Técnico de Edificación (CTE) exige la utilización de vidrio de seguridad (a priori laminado o templado). En función del desnivel del que nos protege la barandilla, se exigirán distintos niveles de seguridad (1B1, 2B2 o 3B3), niveles que se establecen con la prueba del péndulo.

Imagen sobre la prueba de péndulo

Como se indica, durante esta prueba se deja caer el péndulo. Si el vidrio no rompe o en caso de que rompa, no pasa una esfera de 76 mm de diámetro con empuje de 25N por el hueco de rotura, el vidrio alcanza los niveles de seguridad 1=1B1, 2=2B2 o 3=3B3.

Este último punto es muy importante y sirve para situarnos en la explicación de por qué, aunque el CTE permita el uso de vidrio templado, el sentido común nos lleva a recomendar siempre el uso de vidrio laminado: Si por cualquier circunstancia el vidrio se rompiera, el vidrio templado se haría pedazos dejando caer al vacío al objeto o usuario que haya chocado contra él. Sin embargo, el vidrio laminado, gracias a la existencia del plástico intercalario, permanece en su lugar después de la rotura evitando caídas y accidentes.

Al instalar un vidrio de seguridad es importante exigir la Declaración de Prestaciones de éste (incluye certificado CE), para asegurarnos que cumple el nivel de seguridad exigido. Un documento que Guardian entrega al transformador de vidrio en cada una de sus entregas.

Guardian fabrica vidrio laminado . Conoce en nuestra web Guardian InGlass de vidrios de interior todas las posibilidades y combinaciones de nuestro vidrio laminado LamiGlass, el vidrio perfecto para tus barandillas de cristal.

En las próximas semanas os seguiremos contando los factores que intervienen en el cálculo de las barandillas de vidrio.  

Cómo se construyó la fachada del edificio más alto del mundo, Burj Califa

burj from brad

Desde hace unos años venimos siendo testigos de cómo la Arquitectura desafía a la leyes de la lógica y la torre Burj Califa es una prueba de ello.

Con 828 metros de altura, Burj Califa, conocida anteriormente como Burj Dubai, se ha convertido desde su inauguración en 2010 en el edificio más alto del mundo.

Con una superficie en planta de 104.000 m2 y el equivalente a 50 estadios de fútbol en superficie de cimentación, SOM diseñó la torre siguiendo estrictos criterios de sostenibilidad. Un ejemplo de ello es el sistema de recuperación de agua de condensación de la torre, uno de los mayores del mundo.

O la selección del vidrio de la fachada, un doble acristalamiento que combina vidrio termoendurecido altamente reflejante en su hoja exterior (SunGuard Silver 20) con  vidrio bajo emisivo (ClimaGuard) en la interior.

¿Y por qué la selección de esta combinación de vidrios en la fachada en sus diferentes espesores?

El factor solar (entre 15 y 17%) fue marcado desde el proyecto como principal condicionante. De ahí la selección de SunGuard Silver 20.

El bajo emisivo (ClimaGuard) en la hoja interior, habitualmente usado en climas fríos, se usa desde hace años en Oriente Medio por dos razones de peso:

  • mantiene el calor irradiado por el entorno del edificio fuera durante la noche; calor irradiado por el asfalto, las montañas o edificios colindantes.
  • reduce la condensación en el vidrio exterior durante los meses más cálidos del verano.

Además la diferencia de temperatura entre el momento de producción del doble acristalamiento en enero en Abu Dhabi ( 26º) y su colocación en agosto (48º), y la diferencia  de temperatura entre el exterior (48º) y el interior (22º) una vez colocado, influyeron de manera decisiva en la selección del tratamiento (termoendurecido) y el espesor del vidrio (10 mm en su hoja exterior y de 4 a 10 mm en su hoja interior).

El volumen de vidrio laminado apenas supera los 5.000 m2 en la zona inferior a 0.7 metros de altura, zona en la cual la regulación local exige este tipo de vidrio para protección de los impactos.

Para terminar SunGuard Silver 20 prevaleció sobre más de 20 opciones diferentes estudiadas por SOM además de por sus cualidades técnicas por su propia estética, una reflexión plateada más fría y mate que el del resto de productos de otros fabricantes.

En nuestra página SunGuard encontrarás la entrevista completa con el equipo técnico de Guardian involucrado en el proyecto. 

¿Interesados en saber más de otros proyectos? Síguenos en twitter o contacta con el departamento técnico de nuestra planta en Tudela en ctecnicas@guardian.com

Vidrio laminado, vidrio de seguridad.

Rotura e un vidrio laminado por impacto

Ejemplo de un vidrio laminado

Comenzamos diciendo que el vidrio laminado, como su nombre indica, es el resultante de la unión de dos o más vidrios con una o varias láminas, ya sean resina, telas o el más habitual PVB.Ac

Vamos a centrarnos en esta última composición, la más presente en el mercado y la que además, superados unos determinados ensayos, está considerada por el Código Técnico de la Edificación como vidrio de seguridad ( EN 12453).

El vidrio laminado es el que resulta de la unión de dos o más hojas de vidrio con una o varias capas intermedias de polivinilbutiral ( PVB) mediante calor y presión.

¿Por qué es un vidrio de seguridad?

  • Porque al romperse, los fragmentos de vidrio quedan adheridos al PVB y permanecen intactos en gran medida, lo que reduce el riesgo de lesiones.
  • Porque la rotura se produce de una determinada manera, superando el ensayo marcado en la EN 12600, conocido como de resistencia al impacto de péndulo, el ensayo básico que todo vidrio laminado de seguridad tiene que superar.
  • Porque en caso de romperse, el hueco se mantiene cerrado, ofreciendo una protección residual.

A partir de ahí el abanico de vidrios laminados es enorme. Se puede decir que hay un vidrio para cada tipo de uso, dependiendo de la resistencia que se necesite en cada aplicación. Cada una de las composiciones supera unos ensayos definidos por la norma europea dependiendo de la clasificación que se busque:

  • Resistencia a la efracción con dos tipos de niveles ( EN 356)
  • Resistencia a bala ( EN 1063)
  • Resistencia a la explosión ( EN 13541)

Pero el vidrio laminado cumple otras funciones además de la de ser un vidrio de seguridad. Y es aquí donde tenemos que hablar de:

  • Atenuación acústica: a igual espesor atenúa más que un vidrio sencillo y además existen PVB específicos para incrementar la atenuación acústica.
  • Protección contra los rayos UVA: el PVB filtra más 95 % de la radiación solar que daña los colores de alfombras, cortinas, muebles,…
  • Butirales traslúcidos o de color, especialmente pensados para la decoración.
  • Control solar y aislamiento térmico, gracias a la combinación de vidrios de ahorro energético ( Guardian Sun) con vidrios laminado ( Lamiglass®).

Al principio del artículo hemos comentado que el vidrio laminado con PVB es el más presente en el mercado. Y es cierto que lo encontramos de manera habitual en nuestra vida diaria: en los parabrisas de nuestro coche, en algunos balcones de modernas fachadas, y en muchos de los escaparates de nuestras ciudades.

Lo que ocurre es que a veces tiene que romperse para que nos demos cuenta de que existe….