Cómo evitar la condensación en las ventanas.

Condensación en las ventanasLa condensación en las ventanas es un fenómeno que suele presentarse en invierno, y no es por casualidad.

En esta época del año la humedad es elevada, y al estar las paredes frías, el aire en contacto con las mismas se enfría y no puede contener la humedad en forma de vapor. Esto mismo ocurre con los vidrios, que al estar fríos tienden a condensarse en invierno.

En una ventana, compuesta de forma habitual por doble acristalamiento, hay que diferenciar entre condensación en el interior de la cámara, en el vidrio interior y en el exterior.

1. La condensación en el interior de la cámara de nuestras ventanas es indicativo de un deterioro del sellado. Porque tanto el perfil separador de la cámara como el sellado están pensados para absorber la humedad y sellar la cámara respectivamente. Y por tanto nunca debería formarse condensación.

2. La condensación en el vidrio interior por su cara externa (es decir, la cara del vidrio que podemos tocar) será consecuencia de la humedad existente en nuestro hogar y de la temperatura del vidrio. ¿Y cómo podemos entonces reducir esta condensación?

La incorporación de un vidrio bajo emisivo evita o, al menos, reduce la condensación en las ventanas de forma considerable.

¿ Y por qué, os preguntaréis? ….Porque el vidrio bajo emisivo bloquea la transmisión de energía, consiguiendo que el vidrio interior esté menos frío. Y como hemos visto, si el vidrio se mantiene menos frío, hay menos riesgo de condensación.

Por ello es importante que a la hora de elegir un vidrio, elijamos un bajo emisivo con el menor valor U posible. Hoy en día ya hay vidrios en el mercado (Guardian Sun es un ejemplo) que ofrecen un valor U de 1.0. Vidrios que excepto en casos extremos de alta humedad ( un ejemplo es la condensación que se forma en la ducha) conseguirán evitar la condensación en las ventanas.

3. Por último, a veces se produce condensación sobre la superficie exterior del acristalamiento (vidrio externo). Esto sería indicativo de una muy buena calidad de aislamiento térmico, que impide que parte del calor interior de la vivienda llegue al vidrio exterior. En consecuencia el vidrio exterior se mantiene frío y se da el fenómeno de la condensación. Como decimos, nunca sería un defecto, sino un efecto secundario relacionado con la alta calidad aislante.

Como veréis hemos hablado de la condensación en las ventanas formadas por un doble acristalamiento. En los casos en que la ventana está formada por un vidrio simple, al no existir cámara que aísle, el fenómeno de la condensación es aún más severo y de difícil solución.

Espero haberos ayudado y os animo a que si tenéis más preguntas sobre la condensación en las ventanas nos contactéis en guardiansun@guardian.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>