Archivo de la categoría: Fachadas

Construcción sostenible con vidrio SunGuard: St Pauls Square

 

Construccion sostenible con vidrio SunGuard

Edificio St Paul´s Square

El edificio situado en el número 4 de St Paul’s Square se ha convertido en el centro del nuevo distrito comercial de la ciudad de Liverpool. La fuerte inversión realizada por EFC ( English City Fund) pretende reforzar el crecimiento económico de una ciudad preocupada asimismo por la construcción sostenible de sus edificios.

Con ocho plantas de altura y 3000 m2 de vidrio SunGuard este edificio no es indiferente a los que pasean por el nuevo centro comercial de la ciudad. Impresiona su estilo, su elegante uso de los ángulos y su diseño innovador. Un edificio que ya forma parte del listado de edificios que han logrado la calificación de 4 estrellas (Excelente) de la certificación BREEAM (en las categorías de Energía, Salud y Bienestar, Gestión y Residuos). Asimismo, el edificio ha logrado el nivel B del  EPC (Energy Performance Certificate), un nuevo standard de sostenibilidad al que, a partir de ahora, deben aspirar los edificios comerciales en Liverpool.

¿Por que la selección de vidrio SunGuard para una construcción sostenible?

La incorporación de SN 70/41 ha sido determinante para su buena calificación en la categoría de Energía. Mientras un reducido valor U ( 1.1 W/m2K) asegura el excelente aislamiento térmico, su también reducido valor g (41%) mejora el confort en el interior del edificio filtrando la mayor parte del calor del sol. Una combinación perfecta que ayuda  a controlar la temperatura en el interior del edificio, reduciendo los gastos en calefacción en invierno y de aire acondicionado en verano.

SN 70/41 pertenece a la familia de los vidrios altamente selectivos (SunGuard High Selective), que unen a su reducido ”valor g” una excelente transmisión del 70%, lo que reduce el uso de luz artificial durante el día. Todos estos factores han contribuido a que el edificio consiga una puntuación excelente en la certificación BREEAM en sus categorías de Energía, Salud y Bienestar y Gestión de Residuos.

Además el uso de este vidrio en templado e instalado en vidrio laminado (55.2) ha contribuido a que el edificio mejore sus standards de seguridad, consiguiendo elevada puntuación en la categoría “Management” Gestión. Un vidrio laminado que, en conjunción con el resto de materiales de construcción de la fachada, ayuda a incrementar el aislamiento acústico del edificio.

En suma, el edificio del número 4 de St Paul’s Square no es tan solo un nuevo edificio del distrito comercial de Liverpool, sino una ejemplo de construcción sostenible y confort que ha sido reconocido con la certificación BREEAM.

Si necesita más información sobre cómo nuestros productos pueden ayudarle a conseguir una certificación concreta, consúltenos en inglassespana@guardian.com

Aislamiento térmico

Una de las principales funciones de un cerramiento es conseguir el mejor aislamiento térmico posible frente al exterior.

El vidrio, a diferencia de otros materiales, aporta transparencia y luz. Pero no deberíamos olvidar una de las principales prestaciones que la elección del vidrio adecuado puede aportar a su vivienda, el aislamiento térmico. Un aislamiento que se traduce en:

  • Luz, confort y calidad de vida
  • Ahorro energético, gracias a la reducción del gasto en calefacción y aire acondicionado.

La transmitancia térmica (valor-U) indica el aislamiento térmico de los materiales:

  • Técnicamente se refiere a la medida del calor que fluye por unidad de tiempo y superficie por cada ºC o K de temperatura entre los dos ambientes que éste separa. Se mide en unidades W/m2K o W/m2ºC.
  • Cuanto menor sea el valor-U menor será el paso de energía entre ambas caras y por tanto mejor la capacidad aislante del elemento constructivo.

En el caso de los acristalamientos este valor es vital y varía según la configuración de vidrio elegido para nuestra vivienda:

  • Vidrio simple (monolítico): Valor-U aproximado de 6 W/m2°C
  • Doble acristalamiento (U.V.A): Valores-U por debajo de 3 W/m2°C
  • Doble acristalamiento con capa bajo emisiva (Low-E) o selectiva (Guardian Sun): Pueden alcanzarse valores-U cercanos a 1 W/m2°C
Aislamiento térmico: configuraciones de vidrio

Aislamiento térmico: configuraciones de vidrio

Ejemplo: En España la media nacional son 7 huecos por casa y 0,8m2 por hueco (5,6m2 de vidrio en un hogar medio). Para mantener en invierno una temperatura en el interior de 20ºC con una temperatura en el exterior de 0ºC los consumos varían dependiendo el tipo de vidrio instalado:

  1.  Vidrio simple:  Aprox 6 W/m2ºC x 20 ºC x 5,6 m2 =  672 W
  2. Doble acristalamiento:  Aprox 3 W/m2ºC x 20 ºC x 5,6 m2 =  336 W
  3. Doble acrist. bajo emisivo o selectivo:  Aprox 1 W/m2ºC x 20 ºC x 5,6 m2 =  112 W

Por lo tanto, mantener una temperatura de 20ºC en las condiciones citadas nos supone el gasto energético equivalente obtenido en cada caso. 

Igualmente, siendo menores las pérdidas, al apagar la calefacción en la opción 2 y sobre todo en la 3, gracias a la baja emisividad o selectividad del vidrio,  se mantendrá durante más tiempo una temperatura cercana a la óptima.

.

La legislación exige desde hace tiempo la incorporación de este tipo de soluciones en muchos países. En España, el CTE y sobre todo los Planes Renove aprobados en los útimos años han dado el paso a la exigencia de un aislamiento térmico reforzado, un punto clave en el ahorro energético. De poco sirve mejorar la eficiencia de nuestros equipos si dejamos escapar el calor generado en nuestras hogares.

Guardian ofrece diferentes soluciones dependiendo del tipo de edificio, la superficie acristalada y la ubicación y orientación del mismo:

  • Guardian SunVidrio selectivo especialmente diseñado para uso residencial que ofrece transparencia, neutralidad, control solar y un aislamiento térmico de 1 W/m2°C.
  • SunGuard: Nuestros vidrios de control solar para fachadas, especialmente los selectivos, ofrecen también valores de aislamiento térmico máximos, hasta 1 W/m2°C
  • ClimaGuard: Nuestra gama de vidrios aislantes consigue valores-U de aislamiento térmico máximos, hasta 1 W/m2°C.

* El mejor valor-U de 1 se obtiene con las mejores capas y dobles acristalamientos con Argón. Sin este gas se alcanzan valores-U de hasta 1,3.

 

MACBA: Documental Gold 20

Nuestro vidrio SunGuard Gold 20 ha sido diseñado para asegurar una buena configuración de control solar en determinadas orientaciones y zonas climáticas y como una de nuestras propuestas estéticas más novedosas en recubrimiento de fachadas.

En los últimos años la variable estética del Gold se ha disparado y son muchos los arquitectos que lo han utilizado en distintos proyectos.

Esto ha trascendido al mundo de la arquitectura de interiores y el diseño dando como fruto el lanzamiento de Guardian Mirror Gold , un espejo dorado que amplía la gama de posibilidades en diseño de interiores.

MACBA presenta el  documental “Gold 20”

Sábado 15 de febrero a las 19h en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona http://www.macba.cat/ca/gold-20/1/activitats/activ

MACBA Gold 20

Foto cedida por Ainara Elgoibar

Estos productos llegaron a las manos de Ainara Elgoibar, artista vasca licenciada en administración de empresas, y bellas artes y las posibilidades de este material la cautivaron:

  • Su primer paso fue ponerse en contacto con nosotros para entender el material y pedirnos muestras para poder estudiarlo y pensar como dar forma a la sensación que experimentó al ver el vidrio Gold por primera vez.
  • La idea fue tomando forma y ganó la beca de BCN Producció 2013.
  • Durante el último año Ainara ha dedicado parte de su tiempo a la elaboración de un documental sobre la producción del vidrio Gold, para el que Guardian ha cedido sus instalaciones en Tudela.
  • Frente a la innovación tecnológica, la automatización y el control de procesos y calidad, el enfoque de Ainara ha sido una vuelta a la estética de la revolución industrial y el mundo de las sensaciones.
  • Su propuesta se expone en el COAVN y el MACBA.

Estamos orgullosos del resultado. No solo ofrecemos las mejores prestaciones, somos conscientes que el factor estético es parte fundamental de nuestros productos. Además de colaborar con la eficiencia energética y por supuesto incrementar el confort de los usuarios que trabajan o viven en edificios que integran nuestros vidrios, estas fachadas o interiores forman parte del paisaje de nuestras ciudades y nuestros hogares. La visión de este proyecto profundiza en aspectos que ayudan a introducirnos en la estética, el diseño y el arte.

El documental y se ha presentado en Bilbao en el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro (COAVN) con gran expectación, manteniéndose la proyección durante varios días. El sábado 15 de Febrero se expone en el MACBA a las 19h, completando el círculo de la innovación, la tecnología, la arquitectura, el diseño y el arte.

Vidrio control solar

Las actuales tendencias en arquitectura hacia espacios que aprovechen al máximo la luz natural han influido en que la superficie de vidrio en fachadas y ventanas sea cada vez mayor.  Y en este contexto, el vidrio de control solar ha tenido un papel clave.

De todos es sabido que un buen aislamiento térmico es vital para reducir el consumo de calefacción en climas fríos o invernales. De la misma forma, el control de la entrada de luz y calor en climas cálidos y veraniegos permite asegurar el confort de los usuarios y reducir el consumo de aire acondicionado.

Vidrio control solar: Reduce la transmisión de calor, mejorando la eficiencia energética y el confort.

En términos técnicos hablamos de factor solar (valor-g) como el porcentaje de la energía solar que atraviesa un vidrio hacia el interior:

Vidrio control solar: factor solar

Guardian lleva años trabajando en reducir el factor solar (valor-g) de sus vidrios. Fruto de ello es su amplia gama de vidrios magnetrónicos SunGuard®  que además del valor-g trabajan sobre el conocido como valor-U  , ligado de forma directa al aislamiento térmico de un edificio.

Resultados de una innovación continua, hoy en día contamos con la mayor gama de productos con diferentes configuraciones de aislamiento y control solar, adaptables a cualquier clima, orientación, altura,… Por supuesto todos los vidrio SunGuard cumplen con los requisitos de la normativa europea sobre los materiales de construcción.

Vidrio control solar: SunGuard, Burj Khalifa Dubai 828m

En grandes proyectos y fachadas, es vital estudiar los factores determinantes para definir la mejor configuración de capa SunGuard®:

  • Superficie acristalada del edificio
  • Situación geográfica
  • Orientación
  • Altura

El Burj Khalifa en Dubai es hoy con 828m el mayor edificio del mundo y sus fachadas han sido edificadas con vidrios de control solar de la marca SunGuard®

En proyectos residenciales, donde la inclusión de vidrios técnicos supondría una enorme inversión hemos desarrollado Guardian Sun, un producto estándar idóneo para nuestro clima que combina:

  • Transparencia y neutralidad
  • Máximo valor-U del mercado para asegurar el mejor aislamiento
  • Control solar equilibrado: Controlamos transmisión energética y luminosa

Vidrio control solar: Guardian Sun

Proyecto residencial con Guardian Sun: Vidrio control solar y aislamiento en uno

Sea cual sea su proyecto, desde el mayor edificio del mundo en el desierto, hasta su hogar en plena ciudad, Guardian pone a su disposición las mejores soluciones para asegurar confort, calidad de vida y ahorro energético.

No dude en contactarnos para ayudarles a prescribir el producto idóneo para su proyecto: inglassespana@guardian.com

 

Edificación de consumo energético casi nulo

En 2020 todos los edificios nuevos deberán tener un consumo energético casi nulo

Logo Edificios de consumo energetico casi nulo

Logo Edificios consumo energetico casi nulo

El pasado mes de mayo se celebró en Madrid el primer congreso sobre edificación con consumo energético casi nulo, una cita que me ha hecho reflexionar sobre algunos aspectos que quiero compartir y debatir con los lectores de este blog.

Son numerosos los estudios actuales sobre las cifras del parque residencial español a los que podemos acceder a través de diversos medios de comunicación. De todos ellos, me gustaría destacar dos: el informe “Potencial de Ahorro Energético y de Reducción de Emisiones de CO2 del Parque Residencial existente en España en 2020”y el estudio “Retos y oportunidades de financiación para la rehabilitación energética de viviendas en España”realizados por WWF España. Este tipo de trabajos recogen una gran cantidad de datos, aunque, personalmente, me gustaría poner hoy el acento en los siguientes indicadores: por una parte, que “España cuenta con un parque residencial compuesto, aproximadamente, por
 25 millones de viviendas” y, por otra, que “los edificios de viviendas representan el 85% de la superficie construida en nuestro país (un total de 3.500 millones de m2)”.

Vista la situación actual de nuestro entorno construido, y conociendo las deficiente normativa con respecto a eficiencia enegética existente en nuestro país hasta hace bien poquito, no es difícil concluir que este campo de juego supone un área excepcional para propuestas de mejora. Reflejada en la directiva europea, ya se está reconociendo la conveniencia de generar crecimiento económico mediante la innovación y una política energéticamente competitiva y sostenible. Los edificios de consumo energético nulo son, sin lugar a dudas, una de las figuras que formará parte del nuevo paisaje futuro construido en general y del residencial en particular.

Pero, ¿qué es un edificio de consumo energético casi nulo?

El artículo 2 de la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, relativa al consumo energético de los edificios define expresamente esta categoría. Se consideran como tal todos aquellos que tienen “un nivel de eficiencia muy alto, que se determinará de conformidad con el anexo I”. Continua aclarando que “la cantidad casi nula o muy baja de energía requerida debería estar cubierta, en muy amplia medida, por el consumo energético procedente de fuentes renovables, producida insitu o en el entorno”. Por otra parte, en su artículo 9 determina que los Estados miembros se asegurarán de que, a más tardar el 31 de diciembre de 2020, todos los edificios nuevos sean edificios de consumo energético casi nulo, y de que después del 31 de diciembre de 2018, los edificios nuevos que estén ocupados y sean propiedad de autoridades públicas sean edificios de consumo energético casi nulo.

Con este horizonte, no nos queda más remedio que incluir estas ideas en nuestra hoja de ruta. Debemos tratar de que los edificios que proyectemos y que, por qué no, también rehabilitemos cuenten con un balance energético equilibrado, de tal manera que la energía que demanden sea cubierta y preferiblemente generada por fuentes de energía renovable.

Las estrategias pasivas se encuentran entre las mejores opciones para conseguir edificios de energía casi nula, aunque una de las barreras que existen actualmente para materializar estas directrices europeas sea la de la inversión inicial, tal y como se comentó en el primer congreso EECN.

En este sentido, quiero hacer mención de la Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 23 de abril de 2009 relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables y por la que se modifican y se derogan las Directivas 2001/77/CE y  2003/30/CE. En su consideración inicial número 32 de la misma señala que “los sistemas de energía pasiva utilizan el diseño de los edificios para obtener energía. Esta energía se considera energía ahorrada”.

¿No creéis que es una buena “pista” sobre la que deberíamos estar ya trabajando? Mi consejo sería proyectar pensando un poco más en ello desde ya, sin esperar a agotar los plazos impuestos. ¡Enhorabuena a los que ya estáis en ello!

Calidad energética de los edificios

Algunas ideas de interés en torno al documento CTE-HE1

Partiendo del supuesto de que nos encontramos, por ejemplo, proyectando una vivienda unifamiliar, a la hora de definir los materiales para la envolvente, debemos respetar -sin lugar a dudas y como mínimo- las pautas que nos va marcando el cumplimento de la limitación de la demanda energética establecida en el Documento Básico de la Habitabilidad y Energía del CTE (CTE-HE). Si nos hemos propuesto, además, diseñar nuestra casa bajo las directrices del estándar Passivhaus, la demanda energética, tanto para calefacción como para refrigeración, no debe ser superior a 15 kWh/m2a.

Todo cálculo de la demanda energética debe tener en cuenta la zona climática donde se encuentra el volumen proyectado y cómo está orientado. También hay que tener en consideración las propiedades higrotérmicas de cada uno de los materiales y productos de la construcción que conforman los cerramientos, los huecos y las particiones interiores, así como la información relativa a los puentes térmicos. Del mismo modo, los objetos que cerca de la casa pueden generar sombras sobre nuestro proyecto no pueden ser obviados. Las sombras de cualquier elemento –ya sean árboles, edificios adyacentes o incluso partes de nuestro propio diseño- influyen también de manera determinante en el resultado del cálculo.

Además de esta base teórica y pasando a la realidad, en España, a diferencia de otros países del norte de Europa, la necesidad de calentar la casa en invierno convive, de manera más extrema, con la solicitud de enfriarla en verano. Es por ello por lo que conviene estudiar ambas situaciones, con el fin de determinar la solución para el cerramiento más adecuada, en el caso que la zona climática nos indique que el impacto de la temperatura exterior (muy alta o muy baja) es considerable.

En Europa, existe, de hecho, una iniciativa para distinguir ambas situaciones. La etiqueta desarrollada por el ift Rosenheim para las ventanas –introducida en Alemania en otoño de 2011- sigue los nuevos estándares ISO 18.292. Define dos parámetros para la calidad/cualidad energética de las ventanas: EP-H comportamiento energético para un día típico (de calor) en verano y EP-C comportamiento energético para un día típico (de frío) durante el periodo de invierno. Por lo tanto, reconoce ya dos etiquetas para dos situaciones climáticas bien diferentes.

¿Estudiarás ambas circunstancias en tu próximo proyecto?

La eficiencia energética en edificios

Eficiencia energeticaEl pasado 20 de febrero finalizó el plazo para enviar observaciones al texto del Proyecto de Real Decreto por el que se aprueba el procedimiento básico para Certificación de Eficiencia Energética de Edificios existentes.

A partir de su entrada en vigor, en los contratos de compraventa o arrendamiento que se celebren,  los compradores o arrendatarios tendrán que disponer del certificado de eficiencia energética del edificio.

Un decreto que traerá mucha actividad al sector y cuyo objetivo es promover edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía.

La cuestión ahora es si, como técnicos, podremos determinar si un edificio construido es A, B o C (o el que corresponda), y mostrar realmente la calidad energética de la construcción, bien sea completa o parcial. Como certificadores (profesionales formados oficialmente para realizar dicha calificación), tendremos que conocer las herramientas de las que dispondremos para redactar el documento sobre el edificio existente. Será interesante comprobar cómo, estas herramientas desarrolladas a partir de los edificios de nueva planta (según determina el Real Decreto), permiten calcular el “valor” energético  de un edificio ya construido.

En cuanto a labores de control e inspección, el documento establece que será el órgano competente de la Comunidad Autónoma el que establecerá el alcance del control del proceso de certificación en sí, y el procedimiento a seguir para realizarlo. Asímismo dispondrá de cuantas inspecciones sean necesarias para comprobar y vigilar el cumplimiento de la certificación de eficiencia energética de los edificios.

El certificado, con una validez de 10 años, deberá renovarse o actualizarse, tal y como determine también el órgano compentente de la Comunidad Autónoma.

¿Cuándo podremos empezar a trabajar en ello? ¿Es realmente una oportunidad para el sector? ¿O quedan aún muchos matices por definir? Cuanto antes se establezcan los procedimientos y sobre todo los plazos para la entrada en vigor de este documento, antes nos pondremos a ello.

En www.minetur.gob.es encontraréis el texto completo del documento.

El vidrio, un gran aliado del diseño arquitectónico

Edificio E8

El edificio E8, obra de Coll-Barreu Arquitectos, es el nuevo símbolo del Parque Tecnológico de Álava por su diseño arquitectónico. De hecho, este contenedor de espacios de trabajo se relaciona de un modo especial con el entorno natural que le rodea. Su cerramiento está formado por un sistema de doble fachada acristalada, cuyos quiebros reflejan el cielo, los árboles y los montes aledaños. De este modo, el edificio se convierte en un homenaje evidente al lugar donde se enclava, a la vez que constituye un claro ejemplo de que el vidrio es uno de los mejores aliados del diseño y la arquitectura de vanguardia.

Diseñado bajo criterios de eficiencia energética, Coll-Barreu Arquitectos proyectó un cerramiento compuesto por un sistema de doble fachada acristalada con un espacio intermedio de aire ventilado. Además de aportar transparencia e iluminación natural a los espacios interiores, este sistema implica al cerramiento en el control térmico y la climatización del edificio de un modo natural, sin recurrir a automatismos y a elementos tecnificados.

Fotos Aleix Bagué

Concretamente, la fachada exterior se compone de un cerramiento formado por planos poligonales de vidrio laminar Lamiglass con vidrio de control solar SunGuard, que Coll-Barreu Arquitectos ya utilizó en otro de sus edificios más emblemáticos, la nueva sede de Osakidetza en Bilbao; la fachada interior, por su parte, incorpora un doble acristalamiento con cámara de aire interior y vidrio de baja emisividad.

Las principales ventajas de esta solución son:

  • Reducción de la  presión.
  • Disminución de los costes de climatización y de las cargas solares en verano, gracias a la ventilación natural del espacio intermedio y a la colocación de un vidrio de control solar en la cara exterior de la fachada.
  • La iluminación natural contribuye a reducir la dependencia de la iluminación artificial, con el consecuente ahorro energético y disminución de la carga de acondicionamiento.
  • Mejora de las condiciones de confort en proximidad a la fachada al evitar los efectos de pared fría o pared caliente.
  • Reducción de las pérdidas térmicas y mejora del coeficiente de transmisión térmica del cerramiento debido a la utilización de un vidrio de baja emisividad en la fachada interior.

En definitiva, una muestra de que el vidrio es un gran aliado para la arquitectura sostenible.

 
 

Cómo se construyó la fachada del edificio más alto del mundo, Burj Califa

burj from brad

Desde hace unos años venimos siendo testigos de cómo la Arquitectura desafía a la leyes de la lógica y la torre Burj Califa es una prueba de ello.

Con 828 metros de altura, Burj Califa, conocida anteriormente como Burj Dubai, se ha convertido desde su inauguración en 2010 en el edificio más alto del mundo.

Con una superficie en planta de 104.000 m2 y el equivalente a 50 estadios de fútbol en superficie de cimentación, SOM diseñó la torre siguiendo estrictos criterios de sostenibilidad. Un ejemplo de ello es el sistema de recuperación de agua de condensación de la torre, uno de los mayores del mundo.

O la selección del vidrio de la fachada, un doble acristalamiento que combina vidrio termoendurecido altamente reflejante en su hoja exterior (SunGuard Silver 20) con  vidrio bajo emisivo (ClimaGuard) en la interior.

¿Y por qué la selección de esta combinación de vidrios en la fachada en sus diferentes espesores?

El factor solar (entre 15 y 17%) fue marcado desde el proyecto como principal condicionante. De ahí la selección de SunGuard Silver 20.

El bajo emisivo (ClimaGuard) en la hoja interior, habitualmente usado en climas fríos, se usa desde hace años en Oriente Medio por dos razones de peso:

  • mantiene el calor irradiado por el entorno del edificio fuera durante la noche; calor irradiado por el asfalto, las montañas o edificios colindantes.
  • reduce la condensación en el vidrio exterior durante los meses más cálidos del verano.

Además la diferencia de temperatura entre el momento de producción del doble acristalamiento en enero en Abu Dhabi ( 26º) y su colocación en agosto (48º), y la diferencia  de temperatura entre el exterior (48º) y el interior (22º) una vez colocado, influyeron de manera decisiva en la selección del tratamiento (termoendurecido) y el espesor del vidrio (10 mm en su hoja exterior y de 4 a 10 mm en su hoja interior).

El volumen de vidrio laminado apenas supera los 5.000 m2 en la zona inferior a 0.7 metros de altura, zona en la cual la regulación local exige este tipo de vidrio para protección de los impactos.

Para terminar SunGuard Silver 20 prevaleció sobre más de 20 opciones diferentes estudiadas por SOM además de por sus cualidades técnicas por su propia estética, una reflexión plateada más fría y mate que el del resto de productos de otros fabricantes.

En nuestra página SunGuard encontrarás la entrevista completa con el equipo técnico de Guardian involucrado en el proyecto. 

¿Interesados en saber más de otros proyectos? Síguenos en twitter o contacta con el departamento técnico de nuestra planta en Tudela en ctecnicas@guardian.com

Arquitectura en vidrio: Ciudades abiertas a la luz y la modernidad

Como muchos ya sabéis, el pasado lunes se celebró el Día Internacional de la Arquitectura. Por eso he querido aprovechar para dedicar el artículo de esta semana al papel de la Arquitectura en vidrio.

Hace unos meses tuve la oportunidad de compartir mesa con una antigua conocida, que resultó ser la arquitecto que acababa de terminar un proyecto en el centro de mi ciudad, a escasos 3 minutos de mi casa. Un proyecto innovador con el vidrio de color como protagonista. Un proyecto arriesgado por inusual, pero con el que la creadora pretendía dar una nota de color al habitual paisaje gris de la ciudad.

Personalmente, gajes del oficio, siento una especial alegría al ver cómo el vidrio adquiere  cada vez relevancia en la arquitectura de nuestras ciudades. Balcones con vidrios laminados, translúcidos o de color, que dan un toque de modernidad a las nuevas construcciones residenciales, pasarelas o entradas de metro que incorporan complicados vidrios curvados, edificios emblemáticos como la Torre Iberdrola en Bilbao, la Torre Agbar en Barcelona o las majestuosas cuatro torres que se vislumbran en el horizonte de  Madrid. Arquitectos como Coll-Barreu, que consiguen que edificios modernos de vidrio de formas imposibles, se mimeticen con el entorno que les rodea, sea éste un polígono industrial o el centro de una renovada ciudad.

Sede Sanidad en Bilbao por Coll Barreu con vidrio SunGuard

Sede Sanidad en Bilbao por Coll Barreu

Edificio E8 en Miñano por Coll-Barreu arquitectos

Edificio E8 en Miñano por Coll-Barreu arquitectos

Sede Sanidad en Bilbao

Sede Sanidad en Bilbao

El vidrio se ha convertido en un elemento clave en el paisaje de nuestras ciudades con los arquitectos como sus principales valedores.  Profesionales que preocupados por la sostenibilidad y el medio ambiente, investigan materiales que permitan ahorrar energía y reducir las emisiones de CO2 al ambiente, a la vez que buscan en cada proyecto el confort y el aprovechamiento de la luz natural que tan beneficiosa resulta en nuestro día a día.

Y a todo ello han contribuido los avances tecnológicos en nuestra industria, que han permitido que un material como el vidrio pase de ser estirado a incorporar capas de óxidos metálicos que permiten que fachadas interminables de vidrio como las de la Torre Califa en Dubai, el edificio más alto del mundo fabricado además con vidrio SunGuard®, se diseñen para adaptarse al entorno y responder a las más exigentes condiciones climatologicas. Son los vidrios de capas, vidrios de alto rendimiento que permiten a los arquitectos incorporar la luz natural a sus proyectos, proyectos en perfecta armonía con el paisaje que les rodea y que cumplen con los requerimientos más exigentes de una Arquitectura Sostenible.

Y ahora, la asignatura pendiente es incorporar estos avances a nuestros hogares. Porque la luz y el ahorro de energía son tan importantes en los grandes rascacielos como en las ventanas de nuestro hogar.  Y por ello hemos creado el cristal inteligente. Y tú,  ¿te has planteado cuánto podrías ahorrar si tuvieses en tus ventanas uno de estos vidrios?