Cómo se construyó la fachada del edificio más alto del mundo, Burj Califa

burj from brad

Desde hace unos años venimos siendo testigos de cómo la Arquitectura desafía a la leyes de la lógica y la torre Burj Califa es una prueba de ello.

Con 828 metros de altura, Burj Califa, conocida anteriormente como Burj Dubai, se ha convertido desde su inauguración en 2010 en el edificio más alto del mundo.

Con una superficie en planta de 104.000 m2 y el equivalente a 50 estadios de fútbol en superficie de cimentación, SOM diseñó la torre siguiendo estrictos criterios de sostenibilidad. Un ejemplo de ello es el sistema de recuperación de agua de condensación de la torre, uno de los mayores del mundo.

O la selección del vidrio de la fachada, un doble acristalamiento que combina vidrio termoendurecido altamente reflejante en su hoja exterior (SunGuard Silver 20) con  vidrio bajo emisivo (ClimaGuard) en la interior.

¿Y por qué la selección de esta combinación de vidrios en la fachada en sus diferentes espesores?

El factor solar (entre 15 y 17%) fue marcado desde el proyecto como principal condicionante. De ahí la selección de SunGuard Silver 20.

El bajo emisivo (ClimaGuard) en la hoja interior, habitualmente usado en climas fríos, se usa desde hace años en Oriente Medio por dos razones de peso:

  • mantiene el calor irradiado por el entorno del edificio fuera durante la noche; calor irradiado por el asfalto, las montañas o edificios colindantes.
  • reduce la condensación en el vidrio exterior durante los meses más cálidos del verano.

Además la diferencia de temperatura entre el momento de producción del doble acristalamiento en enero en Abu Dhabi ( 26º) y su colocación en agosto (48º), y la diferencia  de temperatura entre el exterior (48º) y el interior (22º) una vez colocado, influyeron de manera decisiva en la selección del tratamiento (termoendurecido) y el espesor del vidrio (10 mm en su hoja exterior y de 4 a 10 mm en su hoja interior).

El volumen de vidrio laminado apenas supera los 5.000 m2 en la zona inferior a 0.7 metros de altura, zona en la cual la regulación local exige este tipo de vidrio para protección de los impactos.

Para terminar SunGuard Silver 20 prevaleció sobre más de 20 opciones diferentes estudiadas por SOM además de por sus cualidades técnicas por su propia estética, una reflexión plateada más fría y mate que el del resto de productos de otros fabricantes.

En nuestra página SunGuard encontrarás la entrevista completa con el equipo técnico de Guardian involucrado en el proyecto. 

¿Interesados en saber más de otros proyectos? Síguenos en twitter o contacta con el departamento técnico de nuestra planta en Tudela en ctecnicas@guardian.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>